Juan Herreros: Arquitectura de dialogo

La propuesta de Juan Herreros para la Bienal de Venecia busca definir el "common ground" desde un estudio profundo de su propio trabajo.

Juan Herreros es probablemente uno de los arquitectos españoles más reputados a nivel internacional. Con presencia en las principales universidades y foros internacionales, actualmente está desarrollando múltiples proyectos alrededor del mundo. Entre ellos se encuentran el Museo Munch en Oslo, el Centro Internacional de Congresos de Bogotá, la Estación Ferroviaria Intermodal de Santiago de Compostela y el proyecto prototipo Casa Garoza 10.1; todos ellos en exhibición en Dialogue Architecture que Herreros presenta como parte de la 13º Muestra de Arquitectura Internacional de Venecia. Herreros fue seleccionado por David Chipperfield, el comisario en jefe de esta edición para exponer su trabajo en el Pabellón Central del Giardini. En una conversación con Gonzalo Herrero Delicado y María José Marcos de DOT Agency for Architectural Affairs, Juan Herreros explica a fondo su propuesta y su reinterpretación personal del tema Common Ground. También expresa sus opiniones sobre la actual edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia, que ha sido tan polémica que ha cosechado tanto halagos como críticas.

Gonzalo Herrero Delicado / María José Marcos: Tu propuesta busca ahondar el tema del Common Ground desde un análisis en el propio trabajo de Herreros Arquitectos, ¿podrías explicarnos a detalle en qué consiste Dialogue Architecture?
Juan Herreros: La propuesta invade las paredes de la sala a través de un trabajo documental tripartito. En la parte superior tenemos un listado de nombres que han contribuido a la construcción de un cierto mapa intelectual, personas con las que hay, y ha habido, un cierto debate intelectual respecto a un determinado tema de interés en el estudio. Seguidamente, hay otro nivel de material más gráfico y arquitectónico donde cada proyecto está representado a su vez por tres documentos: primero el diagrama de personas que participan en el proyecto, segundo un documento técnico, una sección detallada, muy precisa y exacta, que es en parte la representación del lugar de ese proyecto donde las personas están incluidas. Digamos que es la síntesis de todos esos conocimientos desde su punto de vista más pragmático. Y el tercero es una maqueta de cada proyecto como un modelo de arquitectura simplificado. Casi digamos que hoy un arquitecto sólo puede hacer esto. La exposición se completa con una mesa, que es parte de un proyecto realizado para el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía de Madrid que ya hemos utilizado en diferentes exposiciones y banquetes, y que siguiendo el modelo del Banquete de Platón, propicia espacio para el debate entorno al arte y la arquitectura, nuevos museos y cultura como infraestructura urbana. Ahí mismo se encuentran conversaciones grabadas que forman parte del Common Ground y que pueden escuchadas en la exposición.

Principal y arriba: Juan Herreros Arquitectos, <em>Dialogue Architecture</em>, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: MarÌa Carmona
Principal y arriba: Juan Herreros Arquitectos, Dialogue Architecture, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: MarÌa Carmona
En Dialogue Architecture hay un gran peso sobre los documentos gráficos técnicos. Una selección de formas, detalles constructivos y diagramas se muestran sin referencias contextuales. Con este planteamiento de explicitación técnica generas un pensamiento crítico y múltiple, ¿podrías explicarnos el concepto crítico al cual llamas 'pensar técnico'?
La idea del 'pensar técnico' tiene un poco que ver con la importancia que hoy en día hay que conceder a los pasos previos y a las decisiones de proyecto. Es decir, 'pensar' esta citado aquí como una acción casi física. Hemos desterrado la acción pensar. Diseñamos y dibujamos, pero parece que pensar es algo ajeno. Aquí hay un cierto llamamiento a la necesidad de pensar antes de hacer. Ese llamamiento tiene mucho que ver con la técnica, pero con la técnica como cultura, no con la técnica como construcción. Ese 'pensar técnico' es una llamada a una necesaria reflexión de qué hacemos, para qué lo hacemos y qué vamos a obtener realmente con ello. Ese 'pensar técnico' funcionaría como una especie de gimnasia, como el pensador de Rodin, es gimnasia para generar ideas.

Juan Herreros Arquitectos, <em>Dialogue Architecture</em>, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: MarÌa Carmona
Juan Herreros Arquitectos, Dialogue Architecture, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: MarÌa Carmona
¿Cómo se desarrolla en el trabajo del estudio la transferencia de conocimiento entre las diferentes escalas de trabajo, formatos y agentes implícitos en los proyectos presentes en Dialogue Architecture?
No hay un orden jerárquico, no hay una producción de lo general a lo particular, se trabajan todas las escalas a la vez. Lo que sí es cierto, es que nosotros provocamos continuamente reuniones con los principales implicados en nuestros proyectos, incluso cuando todavía apenas hemos comenzado. El resultado es un trabajo común producido por todos los que participan desde el principio.

La idea del ‘pensar técnico’ tiene un poco que ver con la importancia que hoy en día hay que conceder a los pasos previos y a las decisiones de proyecto. Es decir, ‘pensar’ esta citado aquí como una acción casi física, hemos desterrado la acción pensar.
Juan Herreros Arquitectos, <em>Dialogue Architecture</em>, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: MarÌa Carmona
Juan Herreros Arquitectos, Dialogue Architecture, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: MarÌa Carmona
¿Cuál es la pertinencia de haber escogido estos formatos para representar el trabajo de Herreros Arquitectos? ¿Por qué estos formatos y no otros?
Son esos tres formatos porque nosotros hacemos esto en nuestro estudio. Es decir, son documentos de trabajo habituales y pretendíamos que así se presentara. Nosotros siempre hacemos un diagrama de las personas que intervienen en el proyecto. Hacemos ese detalle sintético que suele ser una sección de una fachada, y que suele tener un alzado exterior completamente convencional en cuanto a su técnica de representación. Lo mismo ocurre con las maquetas, modelos más o menos mudos en cuanto a la forma y sin escala que acumulamos como una especie de pequeño archivo de conceptos arquitectónicos.

Juan Herreros Arquitectos, <em>Dialogue Architecture</em>, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: Javier Callejas
Juan Herreros Arquitectos, Dialogue Architecture, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: Javier Callejas
Nosotros entendemos este planteamiento como uno que es tremendamente generoso, ya que se podría interpretar como uno que busca abrir al público los procesos de trabajo del estudio. ¿Qué opinas frente a otros participantes de la muestra que aprovechan esta oportunidad para en cierto modo 'vender' sus proyectos y no para propiciar flujos de conocimiento en la arquitectura?
Nosotros no hemos querido preparar un material específico o ad hoc para la exposición. Realmente pensamos que la Bienal es un sitio para confrontar ideas y conceptos. Por eso se decidió generar un marco teórico de reflexión en cuanto a la arquitectura y no un sitio para que la gente conozca tu último render. Obviamente no es un sitio para conseguir un cliente, y creo que por respeto intelectual, uno tiene que posicionarse. Uno tiene que poner a prueba sus ideas y sus conceptos, y ver si es capaz de atravesar el filtro la confrontación con sus iguales. Me parece incoherente traer maquetas o renders espectaculares de proyectos o edificios, esto automáticamente me hace pensar que hay una especie de mercadotécnica detrás. Utilizar el espacio cedido para una experiencia intelectual como un mercado. En fin, digamos que eso no propicia la producción de conocimiento.

Juan Herreros Arquitectos, <em>Dialogue Architecture</em>, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: Javier Callejas
Juan Herreros Arquitectos, Dialogue Architecture, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: Javier Callejas
Actualmente existe una multiplicación exponencial del fenómeno de las bienales. La evolución de la Bienal de Venecia deviene en una pérdida de su carácter de think-tank como foro de experimentación y debate. Nosotros identificamos que ese papel más arriesgado lo están asumiendo las instituciones más asentadas como es el caso de la reciente exposición 9 + 1 Ways of Being Political : 50 Years of Political Stances in Architecture and Urban Design en MoMA, por mencionar sólo una. ¿Qué opinas de que Chipperfield haya dado tanto peso a la presencia de arquitectos reconocidos y asentados en lugar de permitir un mayor acceso a propuestas más frescas e innovadoras de firmas emergentes?
No tengo muy claro que las bienales evolucionen. Esto no lo digo como un comentario negativo, es decir, yo no creo que de las bienales se pueda describir una evolución linear. Concretamente, creo que la Bienal de Venecia es un acontecimiento muy importante, pero muy aislado. Cada comisario hace una diferente, y responde para bien o para mal a los tiempos, como ha sido el caso de esta. Las bienales han sido más ampulosas en los tiempos más ampulosos, y más reflexivas en los tiempos de crisis. Las bienales han sido en gran medida un espejo de lo que sucede en el mundo. Fuera de esto, las bienales son básicamente exposiciones misceláneas de conceptos de arquitectura. La Bienal de Venecia es la que tiene el concepto más definido del mundo. Aquí hay una cuestión definitoria de carácter geográfico importante que se suma a la elección de un determinado comisario que pretende explicar ciertos conceptos con mayor o menor acierto. Ha habido momentos en los cuales la arquitectura emergente ha tenido relevancia, y no es que ahora no lo tenga, sino que en esta ocasión el tema es otro, pero posiblemente volverá. Quizá de ahí venga el planteamiento de Chipperfield. Creo que es cierto que la arquitectura joven de hace a lo mejor 5 o 6 bienales ha sido absorbida con gran naturalidad por el sistema. Entonces tendrá que aparecer una nueva arquitectura joven que sea necesariamente propositiva y tendrá que encontrar por supuesto su lugar.
Juan Herreros Arquitectos, <em>Dialogue Architecture</em>, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: Javier Callejas
Juan Herreros Arquitectos, Dialogue Architecture, 13º Muestra Internacional de Arquitectura de Venecia, 2012. Foto: Javier Callejas

Sodales purus vel vero possimus temporibus venenatis

Sodales purus vel vero possimus temporibus venenatis

Leggi tutto
China Germany India Mexico, Central America and Caribbean Sri Lanka Korea icon-camera close icon-comments icon-down-sm icon-download icon-facebook icon-heart icon-heart icon-next-sm icon-next icon-pinterest icon-play icon-plus icon-prev-sm icon-prev Search icon-twitter icon-views icon-instagram