Share Yaraicho, vivienda compartida

En la primera casa compartida de Tokio, Satoko Shinohara y Uchimura Ayano inculcan un sentido de sensibilidad hacia la naturaleza y responsabilidad social tras el efecto de racionamiento energético implementado a causa del accidente nuclear de Fukushima.

Share Yaraicho se encuentra cerca de Kagurazaka, en el distrito de Shinjuku, en una de las zonas más densamente pobladas de Tokio. Con este proyecto, Satoko Shinohara de Spatial Design Studio y Ayano Uchimura de A studio ofrecen dos consideraciones iniciales sobre algunos de los cambios se están llevando a cabo en la sociedad japonesa: responden tanto a la demanda de socialización de los habitantes de Tokio y la necesidad de desarrollar conciencia en lo que respecta al ahorro de energía, necesaria después de los trágicos acontecimientos del 11 de marzo de 2011.

Primera casa compartida en Tokio
Share Yaraicho responde a una creciente demanda de modelos alternativos de vida y es la primera casa compartida en Tokio, siendo diseñada específicamente como tal. Puede parecer extraño pero en Japón, todas las demás casas compartidas existentes son el resultado de edificios adaptados y convertidos para ese propósito. En los últimos años, debido a cuestiones económicas y culturales, pero sobre todo por razones de transformación social, Japón ha cambiado considerablemente. De hecho en el 2012 por primera vez el porcentaje de personas que viven solas en Tokio había superado el 50%. La mayoría de japoneses jóvenes (y viejos) viven solos y esto representa una gran diferencia con respecto a sus homólogos europeos y americanos, para quienes compartir una casa con otros estudiantes o compañeros de trabajo es una práctica generalizada. Share Yaraicho –gracias a espacios de socialización y convivencia– ofrece una alternativa en respuesta a una solicitud cada vez más generalizada de oponerse a la tendencia de la soledad social, la cual se estipula que aumentará en los próximos años.

Abriendo la fachada
El proyecto de Shinohara y Uchimura está situado en un sitio tranquilo, alejado de la calle principal de Kagurazaka, y consta de un edificio de 10 metros de altura con una estructura portante en metal –una especie de caja abierta en la vista frontal y trasera con siete unidades insertadas en ella. Algunas de las unidades están suspendidas de la estructura de tal manera que dejan huecos para almacenar muebles bajos y asientos. La fachada exterior –hecha de una membrana de plástico semi-transparente a prueba de agua que refleja el paisaje externo– contribuye a la atmósfera serena con su diseño. La membrana puede estar parcialmente abierta durante el verano a través de la utilización de cremalleras, fomentando ventilación natural y contacto con el exterior. De hecho no hay ninguna puerta ni miro sólido, sino una cremallera que se abre para entrar a la casa. Una vez pasada la fachada semi-transparente, uno se encuentra en un espacio de transición bien ventilado y con altura completa que sirve como amortiguador entre el interior y el exterior.
Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A studio: <Em>Share Yaraicho</em>, Tokio
Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A studio: Share Yaraicho, Tokio
Share Yaraicho se encuentra cerca de Kagurazaka, en el distrito de Shinjuku, en una de las zonas más densamente pobladas de Tokio. Con este proyecto, Satoko Shinohara de Spatial Design Studio y Ayano Uchimura de A studio ofrecen dos consideraciones iniciales sobre algunos de los cambios se están llevando a cabo en la sociedad japonesa: responden tanto a la demanda de socialización de los habitantes de Tokio y la necesidad de desarrollar conciencia en lo que respecta al ahorro de energía, necesaria después de los trágicos acontecimientos del 11 de marzo de 2011.

Primera casa compartida en Tokio
Share Yaraicho responde a una creciente demanda de modelos alternativos de vida y es la primera casa compartida en Tokio, siendo diseñada específicamente como tal. Puede parecer extraño pero en Japón, todas las demás casas compartidas existentes son el resultado de edificios adaptados y convertidos para ese propósito. En los últimos años, debido a cuestiones económicas y culturales, pero sobre todo por razones de transformación social, Japón ha cambiado considerablemente. De hecho en el 2012 por primera vez el porcentaje de personas que viven solas en Tokio había superado el 50%. La mayoría de japoneses jóvenes (y viejos) viven solos y esto representa una gran diferencia con respecto a sus homólogos europeos y americanos, para quienes compartir una casa con otros estudiantes o compañeros de trabajo es una práctica generalizada. Share Yaraicho –gracias a espacios de socialización y convivencia– ofrece una alternativa en respuesta a una solicitud cada vez más generalizada de oponerse a la tendencia de la soledad social, la cual se estipula que aumentará en los próximos años.

Abriendo la fachada
El proyecto de Shinohara y Uchimura está situado en un sitio tranquilo, alejado de la calle principal de Kagurazaka, y consta de un edificio de 10 metros de altura con una estructura portante en metal –una especie de caja abierta en la vista frontal y trasera con siete unidades insertadas en ella. Algunas de las unidades están suspendidas de la estructura de tal manera que dejan huecos para almacenar muebles bajos y asientos. La fachada exterior –hecha de una membrana de plástico semi-transparente a prueba de agua que refleja el paisaje externo– contribuye a la atmósfera serena con su diseño. La membrana puede estar parcialmente abierta durante el verano a través de la utilización de cremalleras, fomentando ventilación natural y contacto con el exterior. De hecho no hay ninguna puerta ni miro sólido, sino una cremallera que se abre para entrar a la casa. Una vez pasada la fachada semi-transparente, uno se encuentra en un espacio de transición bien ventilado y con altura completa que sirve como amortiguador entre el interior y el exterior.
Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A studio: <Em>Share Yaraicho</em>, Tokio
Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A studio: Share Yaraicho, Tokio
Conectando adentro y afuera
A pesar de la continuidad entre edificaciones y naturaleza en las casas es en gran medida una función de la arquitectura tradicional japonesa, hoy es particularmente raro encontrarlo en un contexto altamente metropolitano como Tokio. Kaguarazaka, sin embargo, es uno de los pocos que ha sobrevivido a terremotos, incendios, bombardeos durante la guerra y la "metropolización", por lo que aún hoy mantiene rastros persistentes de un tejido urbano y social que se remonta al período Edo, formado por pequeñas calles curvas, desniveles, jardines, casas de madera y un sentido de comunidad. Aquí no sólo se encuentran trazas originales del pavimento ishidatami ("piedra tatami"), sino también algo de la atmósfera del periodo Edo. Es posible encontrar mujeres en kimonos y geishas con frecuencia. Shinohara y Uchimura –con su composición y detalles en su uso de los materiales– han inculcado un sentido de sensibilidad redescubierta hacia la responsabilidad social en la naturaleza y la arquitectura, debido al efecto del racionamiento deenergía post-Fukushima y al deseo de convivir.

Shared Yaraicho funciona muy bien durante los meses más cálidos, de acuerdo con la tradición de las casas japonesas que no están construidas para resistir muy bien el frío del invierno, sino la humedad y mala ventilación del verano. El escritor Junichiro Tanizaki recuerda que sentir una cierta frialdad en el hogar es parte de la estética tradicional japonesa y por lo que en invierno en Share Yaraicho, se compensa con la presencia de calor humano.
Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A studio: <Em>Share Yaraicho</em>, Tokio
Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A studio: Share Yaraicho, Tokio
Arquitectos: Satoko Shinohara / Spatial Design Studio + Ayano Uchimura / A Studio
Cliente: Privado
Superficie solar: 128,60 metros cuadrados
Superficie construida: 76,68 metros cuadrados
Finalización: 2012
Estructura: Acero
Ingeniería estructural: Ohno Japón
Contratista: Power Link

Sodales purus vel vero possimus temporibus venenatis

Sodales purus vel vero possimus temporibus venenatis

Leggi tutto
China Germany India Mexico, Central America and Caribbean Sri Lanka Korea icon-camera close icon-comments icon-down-sm icon-download icon-facebook icon-heart icon-heart icon-next-sm icon-next icon-pinterest icon-play icon-plus icon-prev-sm icon-prev Search icon-twitter icon-views icon-instagram